Casa Retuerta. Paseo de Sagasta nº 13. Zaragoza.


A finales del siglo XIX Zaragoza empezó a cambiar su fisonomía. La ciudad comenzó a extenderse hacia el sur. El paseo de Sagasta jalonado en su lado derecho con pequeños chalets, se fue poblando en su lado izquierdo con nuevas viviendas de alquiler. Todo este desarrollo trajo consigo la necesidad de ordenar el sector, abriendo calles transversales a la avenida central; calles como la de Bolonia (antigua del Arte), La Paz, Cervantes, La Gasca, etc.; es decir, se planificó toda la zona comprendida desde el Paseo de las Damas al Camino del Sábado (más o menos lo que hoy en día es Gascón y Gotor). La instalación del tranvía en 1885 determinó la estructura de esta avenida, ya que el mismo circulaba por el centro de ella.


También tenemos que resaltar el advenimiento en aquella época en Zaragoza de una clase burguesa que anhelaba tener una ciudad al estilo de las grandes urbes europeas, lo que hizo posible la celebración de la gran Exposición Hispano francesa de 1908-1909 que transformó totalmente el centro de la ciudad.


Fotografía del Archivo Histórico Provincial de Zaragoza. En la que vemos un Paseo de Sagasta totalmente desconocido, en aquella época los tranvías circulaban por el centro del boulevard y los peatones paseaban por los laterales. Con una flecha roja os señalo el lugar donde se sitúa la Casa Retuerta.


Aspecto actual del Paseo de Sagasta. Con una flecha roja os he señalado la Casa Retuerta.


En su origen el paseo Sagasta era el antiguo camino que ponía en contacto la Puerta de Santa Engracia con el barrio de Torrero y el Canal Imperial de Aragón, cruzando el entonces aún no cubierto río Huerva (se cubrió hacia 1930). Hasta el siglo XIX a lo largo de este camino, como hemos comentado, solo existían torres de recreo o pequeñas industrias.


El primer proyecto para convertir la zona en un lugar de residencia de las clases burguesas se realizó en 1900, trazándose un boulevard central, a cuyos lados se levantaron una serie de viviendas colectivas y casas unifamiliares con jardines y verjas. El proyecto de alineación de fachadas fue encargado al arquitecto municipal Ricardo Magdalena, dicho proyecto incluía los terrenos entre el río Huerva, el Camino del Sábado, el de las Torres y el Paseo de las Damas.


Fotografía de L. Roisin. Propiedad particular.


Aspecto actual del Paseo de Sagasta.


El proyecto tuvo una gran polémica debido a las quejas vecinales, pues muchos resultaban perjudicados por dicha alineación. El arquitecto Magdalena calificó a los propietarios de egoístas al no querer ceder terreno de sus propiedades para realizar la avenida, pero finalmente, como ya hemos comentado, en 1900 se aprobó el primer proyecto de urbanización, comenzando a construirse una serie de edificios que marcarán esta avenida como una de las más bonitas de la ciudad.


Con una flecha roja os señalo la ubicación de la Casa Retuerta, a la izquierda la Casa Juncosa.


Desgraciadamente muchas de estas viviendas han desaparecido, la última derribada fue la conocida como "Casa de la Paz", en 1993 (situada en la acera de los números pares). De las que aún se conservan podemos nombrar: la Casa Juncosa (en el nº 11); la Casa de Manuel López Flórez, el nº 17 (ver bibliografía); la Casa Corsini, en el nº 19; la Casa Palao, última casa modernista, en el nº 76 (ver bibliografía); y dejo para el final la Casa Retuerta, en el nº 13, que es la que hoy vamos a comentar.


La conocida como "Casa Retuerta", era propiedad del ingeniero, originario de Guadalajara, don Hilario Jesús Retuerta y Toledano, quien en 1904 contrató al técnico municipal de la villa toledana de Talavera de la Reina, don Juan Francisco Gómez Pulido para realizar un bloque de viviendas en un solar de su propiedad, situado en el Paseo de Sagasta esquina a la calle del Arte (actual Bolonia). El mismo maestro de obras presentó al mismo tiempo un proyecto para hacer otro edificio situado a escasos metros de éste, en el nº 19 de este mismo paseo, conocido como la "Casa Corsini" (del que hablaremos en otro artículo).


El bloque "Retuerta" es medianil de otro de los edificios más interesantes de este paseo, la casa de don Julio Juncosa, obra de José de Yarza. Ambos están dentro de los ejemplos más importantes del Modernismo aragonés. Muchos de estos edificios fueron, durante años, adjudicados al arquitecto municipal don Ricardo Magdalena Tabuenca, pero tras revisar los fondos documentales existentes en el ayuntamiento se pudo conferir su verdadera autoría.


Ya en el año 1906 en un artículo en el Heraldo de Aragón se hablaba de estos dos edificios, aunque, como ya hemos comentado, atribuyendo el de Juncosa al arquitecto municipal Magdalena. El artículo describía: "La moderna arquitectura de nuestra ciudad se va enriqueciendo con nuevos edificios. Están a punto de ser terminadas las dos hermosas casas de alquiler que el Paseo de Sagasta han levantado los Sres. Juncosa y Retuerta. La del Sr. Juncosa llama la atención por la riqueza de su fachada en cuyos detalles ornamentales se advierte la mano del hábil escultor Lasuén. Ha dejado Magdalena (error en la atribución) en todo el edificio, muestras de su exquisito gusto y de su innegable originalidad... La casa de Sr. Retuerta sorprende por la elegancia y sobriedad de sus líneas. Estos dos edificios ofrecen una novedad en Zaragoza, la supresión del alero que ha sido sustituido con graciosas y esbeltas cresterías".


El edificio que actualmente podemos contemplar difiere mucho del proyectado por el maestro talaverano, tanto en su estructura como en su decoración. En el siglo XX se reformó totalmente, conservándose solo del original las fachadas exteriores. En 1983 fue declarado Monumento Nacional.


A principios del siglo XX, la nueva burguesía zaragozana, poseedora de otras viviendas en el centro de la ciudad, comenzó a construir sus casas en este "nuevo barrio" situado al sur de la misma, en una zona tranquila y elegante. Fueron viviendas proyectadas por los mejores arquitectos de la ciudad, bloques de varios pisos, en los que los propietarios se reservaban la planta noble, y los pisos superiores eran alquilados a familias también burguesas.


El primer propietario del edificio fue Hilario Retuerta, quien murió electrocutado en 1922 a la edad de 51 años, en un accidente realizando el tunel de Toses o del Cargol. Este túnel formaba parte del Ferrocarril Transpirenaico, que unió por vía férrea Barcelona con Puigcerdà y después con Francia (obra que se realizaba desde 1912). Retuerta fue enterrado en donde encontró la muerte, en la iglesia de San Cristòfol de Toses (aún se puede ver su tumba y la fecha: 1922). En ese mismo año sus herederos vendieron la casa a don Blasco Roncal; y poco después en el mismo año 1922, el inmueble figuraba propiedad de don Ramón Navarro, siendo sus hijos quien la vendieron en 1970 a don Emilio Echeniquia Petit, quien poco después pidió permiso para derribarla, comunicando a los vecinos que en ella vivían su intención de tirarla con fecha de 19 de junio de 1977, pero antes de esa fecha la vendió a la inmobiliaria INMARASA, pasando más tarde a la Inmobiliaria Ruiseñores.


En 1977 el periodista Javier Losilla denunciaba la amenazaba que se cernía sobre este edificio: "Hoy el paseo de Mola está casi destruido artísticamente por las nuevas edificaciones, que no han respetado las alturas, y la especulación, a 35.000 pesetas el metro cuadrado, se encargará del resto". Con gran alegría podemos decir que el edificio se salvó de la picota, aunque solo se respetaron sus fachadas, ya que todo el interior fue remodelado totalmente.


Estamos ante un edificio de cinco plantas y sótano, con fachada a dos calles, la principal al paseo de Sagasta; y la lateral a la calle Bolonia. Ambas se unen en un magnífico chaflán, con una serie de miradores, de hormigón armado, en las cuatro plantas superiores.


En las fachadas laterales vemos una serie de vanos abalconados individuales, decorados con motivos florales en la parte superior.


Resalta el magnífico chaflán, realizado con "cemento trabajado a molde", un detalle que nos demuestra la modernidad de este edificio con respecto a otros del entorno que aún utilizaron el tradicional ladrillo encalado.


Fachada a la calle Bolonia (antigua del Arte).


En esta fachada lateral se abren seis huecos con balcones individuales, por planta. Al igual que en la fachada principal, en la planta baja se abren seis balcones decorados con arcos de herradura, y con motivos muy sencillos florales en las molduras del trasdosado de los vanos.


En la última remodelación del edificio que le dio el aspecto que hoy presenta, en esta fachada lateral se añadió la parte posterior y los garajes en lo que era jardín posterior.


Detalle de los balcones individuales de la primera planta, o planta noble, en donde podemos ver la simplicidad de las líneas y de la decoración floral muy sencilla. Predominando la línea sobre la decoración.


Todos los vanos que se abren en la planta baja son grandes arcos de herradura.


Detalle de uno de los balcones de la fachada lateral de la calle Bolonia.


En la fachada principal aparecen cuatro vanos por piso. En el proyecto original presentaba cinco vanos adintelados, desconocemos el motivo de estos cambios a la hora de construir el edificio.


En cada uno de sus pisos, la decoración de las molduras del trasdosado de los vanos es diferente, destacando los arcos de herradura de la planta baja.


Planta baja del edificio en la que se abren tres arcos de herradura, en el proyecto eran vanos adintelados y en número de cinco.


La decoración se concentra sobre todo en la parte superior de vanos; en la forja de los balcones, tan importante en el modernismo; y en la crestería que culmina el edificio, decorada con motivos florales, a diferencia de otros edificios que los terminaron con el clásico alero aragonés en madera.


La puerta de entrada se abre al paseo Sagasta, a través de un arco de herradura con "volutones". El trabajo de la reja de la puerta es de destacar, en la parte superior las iniciales de Hilario Retuerta enlazadas.


Vista de la rejería de la puerta de entrada desde el interior del edificio.


Como ya os he comentado el interior está totalmente remozado.


Hasta aquí este pequeño vuelo por Zaragoza, una ciudad a la que la especulación y la sin razón golpeó duramente en su gran patrimonio histórico-artístico.


Hasta el próximo vuelo.



BIBLIOGRAFÍA:


-MARTÍNEZ VERÓN, Jesús: Zaragoza. Arquitectura. Siglo XX: https://zaragozaarquitecturasigloxx.com/2016/08/24/sagasta-13/


- MARTINEZ VERÓN, Jesús. Arquitectura Aragonesa 1885-1920. Ante el umbral de

la modernidad. Zaragoza, 1993.


- Informe histórico-artístico: http://www.zaragoza.es/pgou/edih/sagasta013.pdf


-BORRAS, GARCÍA GUATAS, GARCÍA LASAOSA. Zaragoza, a principios del siglo XX.

El modernismo. Zaragoza, 1977.


-POBLADOR MUGA, Mª Pilar. La Arquitectura modernista en Zaragoza. Revisión

crítica, en Rv. "Caracola" nº 2. XII 1988.


-RABANOS FACI, C., Historia crítica de la arquitectura aragonesa del siglo XX (I) en

S.A.A. XLVII. Zaragoza 1995.


-LABORDA YNEVA, J.,Zaragoza. Guía de arquitectura. Zaragoza 1995. Pag 221.


- FATÁS, GUILLERMO (COORD). Guía histórico-artística de Zaragoza, Zaragoza, 1991.


-LOSILLA, Javier: «Mola 13: Modernismo a precios de ocasión», en Andalán, n.º 113 (Zaragoza, 13-V1977) p. 6: http://bibliotecavirtual.aragon.es/bva/i18n/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=3700331


-Programa "Vuelta atrás" de Aragón TV sobre el Paseo de Sagasta: https://www.cartv.es/aragoncultura/nuestra-cultura/paseo-sagasta-de-zaragoza-y-sus-edificios-modernistas-desaparecidos#&gid=1&pid=1


-HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, Ascensión: De restauraciones, demoliciones y otros debates sobre el patrimonio monumental zaragozano del siglo XX: https://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/29/58/10hernandezmartinez.pdf


-HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, Ascensión: Ricardo Magdalena. Cien años de historiografía sobre arquitectura aragonesa. Zaragoza, Excma. Diputación Provincial, Institución "Fernando el Católico", 1997.


-FONT SENTIS, Laura: El tren de la mort: https://laurafont.medium.com/el-tren-de-la-mort-b8dc14b412bc


- FERRÁNDEZ SANCHO, Guadalupe: El precioso edificio de Sagasta nº 17. Zaragoza: https://www.elviajedelalibelula.com/single-post/2018/04/01/el-precioso-edificio-de-sagasta-n%C2%BA-17-zaragoza


- FERRÁNDEZ SANCHO, Guadalupe: Casa del escultor Carlos Palao, en el Paseo de Sagasta 76. Zaragoza: https://www.elviajedelalibelula.com/single-post/2017/06/17/casa-del-escultor-carlos-palao-en-el-paseo-de-sagasta-76-el-%C3%BAltimo-edificio-modernista-en

Artículos recomendados