Queda pohibido el uso de fotografías y textos sin permiso del autor.

 

 

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

La Torre del Reloj. Jaca (Huesca).

En el centro de la ciudad pegada á la cárcel descuella la torre cuadrangular del reloj coronada por un templete de hoja de lata que inflamado por los rayos del sol resplandece como un faro. Dos ó tres filas de lindas ventanas góticas taladran sus negros muros que sin duda formaron parte del palacio que dió un rey á don Astorz, y que en 1238 ya era prisión segun documentos de aquel año

 

(José Mª Quadrado. 1844).

 

Jaca es una de las ciudades más importantes de Aragón, por su historia y por su patrimonio artístico. Fue la primera capital del Reino (1077),  siendo fundada por el rey Sancho Ramírez, siguiendo la estructura de Roma, ciudad que visitó cuando se hizo vasallo del Papa Alejandro II. Paseando por sus calles aún se siente la importancia que tuvo esta localidad en nuestra historia, importante enclave en el Camino de Santiago, su casco histórico es uno de los mejor conservados de Aragón.

 

Vista de la Peña Oroel, desde la Avenida Oroel en Jaca (Huesca).

 

Estamos en el año 1440, año en el que la ciudad sufrió un grave incendio, destruyendo la catedral de San Pedro y sus dependencias, entre ellas la cárcel. Motivo por el cual, el canónigo de la Seo don Jorge Lasieso, promovió la construcción de una torre gótica, financiada por la familia Lasala (importantes mercaderes), para sustituir la torre de cárcel eclesiástica que se había incendiado. El lugar donde se erigió fue el mismo solar donde estaba situado el hasta entonces palacio real, también destruido por el terrible incendio.

 

Una vez que se reconstruyó la cárcel de la catedral (1499) la torre gótica perdió sus funciones. El edificio fue pasando por las manos de diversas familias nobles de la localidad: a finales del siglo XV fue vendida a la poderosa familia Lóriz, muy vinculada a la catedral; en 1516 Juan Loriz la vendió por dos mil sueldos al merino (persona que se encargaba de administrar los bienes del rey en la ciudad) Miguel Ximénez de Aragüés, los miembros varones de esta familia fueron merinos de Jaca durante muchos años, por ese motivo se la conoció en aquella época como “Torre del Merino”.

 

Se trata de una esbelta torre cuyos muros son de sillarejo y mampostería, con planta rectangular. Interiormente dividida en cuatro plantas.

 

La actual puerta de entrada está situada en la cara norte, y se abre en un sencillo arco de medio punto; aunque la entrada original estaba situada en altura, hoy en día convertida en balcón, a la cual se accedía a través de una “edificación colindante hoy desaparecida”.

 

En la fachada norte han colocado una escultura fundida en bronce del rey Ramiro I de Aragón, realizada en 1973 por el escultor Ramón Casadevall.

 

Ramiro I era hijo natural de Sancho el Mayor, rey de Pamplona. Tras diversas vicisitudes logró unir los condados de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza. Ramiro I es considerado el primer rey de Aragón. Así mismo estableció un obispo de Aragón, con sede en San Adrián de Sásabe. Siendo su hijo, Sancho Ramírez, el que en el año 1064 convirtió Jaca en capital del Reino y en sede episcopal, concediéndole en 1077 el Fuero de Jaca. El mismo escribió:  “Sepan todos los hombres que están hasta Oriente, Occidente, Septentrión y Meridional, que yo quiero constituir una ciudad en mi villa que es llamada Jaca

 

En el año 1592 los partidarios del Justicia de Aragón Juan de Lanuza, decapitado en Zaragoza por orden de Felipe II, buscaban venganza; y ante el peligro de la toma de Jaca por éstos, el poder real tomó la decisión de prenderlos, motivo por el cual la autoridad pensó que iba a necesitar un recinto para utilizarlo como cárcel, ya que la existente estaba en muy malas condiciones; motivo por el cual, el Merino Miguel Ximénez ofreció al Concejo su Torre Gótica por 500 ducados, realizándose la compra en junio de 1599. La idea era usarla como cárcel y como torre del Reloj, ya que el concejo no quería depender del reloj catedralicio. En mayo de 1599 el reloj de la catedral estaba muy deteriorado y se tenía que arreglar, el cabildo no veía con buenos ojos el que el concejo trasladara el reloj de la catedral a la Torre Gótica. El asunto tuvo un duro enfrentamiento.

 

Se contrató a los campaneros Bartolomé de la Rosada, vecino de Broto; y Bernat de La Sala, del principado del Bearn, para realizar nuevas campanas: la campana relojera (hoy en día la podemos ver en el patio del Ayuntamiento), la de las medias, y la de los cuartos.

 

En 1601 al solucionarse los conflictos entre el cabildo y el concejo, el reloj de la catedral se trasladó a su nueva ubicación: la Torre Gótica. Para ubicar las nuevas campanas hubo de reformarse la antigua torre, contratándose a los canteros Pedro Gil y Urbano de San Vicente para que elevaran sobre la torre un chapitel  para poder colocar las  tres campanas. Durante la Guerra de Independencia salió indemne, siguiendo utilizándose como penal, motivo por el cual entre 1853-63 tuvieron que acometer alguna reforma; entre 1900-1903 se construyó un nuevo chapitel de hierro; en el año 1930 un informe comunica el deterioro de la torre, será en 1932 cuando se sustituyó el reloj, realizado por los Talleres Calparsoro de Tolosa. Mientras tanto el uso como cárcel continuó hasta el año 1955.

 

Una noticia curiosa sobre esta torre, es que a principios de los años 30 del siglo XX el famoso escalatorres granadino Miguel Puertollano, ascendió hasta el chapitel, según dicen, “con el sombrero puesto”.

 

Fotografía realizada de un panel informativo en la misma torre, en el que consta que la fotografía fue realizada por Francisco Lasheras (foto Peñarroya). En ella podemos ver el chapitel al que nos hemos referido, tal y como se encontraba a partir de 1900-1903 hasta 1968 que se quitó.

 

En el año 1968 el chapitel se sustituyó por la actual techumbre a cuatro vertientes, derribando edificios colindantes para dejarla exenta, realizando el proyecto el arquitecto José García Valle. En el año 1986 se reformó totalmente para abrir en ella la Sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, organismo dependiente del Consejo de Europa.

 

Fachadas que dan a la calle de Sancho Ramírez y  Ramón y Cajal.

 

Vista de los vanos que se abren en la torre, en la fachada que da a la actual plaza del Marqués de la Cadena. En la parte superior vemos dos saeteras, bajo las cuales se abren dos sendos vanos geminados, y en la parte inferior otro vano, adintelado con rejería.

 

Detalle de una de las ventanas con arco trilobulado.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

-Patrimonio cultural de Aragón:

http://www.patrimonioculturaldearagon.es/bienes-culturales/torre-del-reloj-jaca

 

-Voz Jaca. Gran Enciclopedia aragonesa.

 

-BUESA CONDE, Domingo; y GRACIA BERNAL, Ignacio: “La torre del reloj de Jaca”, Zaragoza, Diputación de Aragón, 1982.

 

-BUESA CONDE, Domingo: Jaca, primera capital del reino de Aragón: http://www.aragon.es/estaticos/GobiernoAragon/Departamentos/PoliticaTerritorialJusticiaInterior/Documentos/docs/Areas/Informaci%C3%B3n%20territorial/Publicaciones/Coleccion_Territorio/Comarca_Jacetania/DOCUMENTOS_BLOQUE_II._DE_LA_HISTORIA._3.pdf

 

-http://www.jacajacobea.com/ficha_sitiodeinteres.php?sit_id=95#/

 

-QUADRADO, José Mª; y PI FERRER, F: “Recuerdos y bellezas de España. Aragón”, Facsimil de 1844, Zaragoza Ed. Pórtico, 1974

 

Please reload

Artículos recomendados

Santiago Ramón y Cajal bajo la mirada del pintor Joaquín Sorolla. Museo Provincial. Zaragoza.

November 30, 2019

1/10
Please reload