Queda pohibido el uso de fotografías y textos sin permiso del autor.

 

 

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

La casa solariega de los Catalán. Villamayor de Gállego (Zaragoza).

En 1676,  un extraño personaje atravesaba este mismo lugar. Venía de muy lejos, de Italia, y quería llegar hasta Santiago de Compostela, no sin antes venerar el Pilar que la Virgen dejó al Apóstol en su predicación en Zaragoza. Era un clérigo, Doménico Laffi, que en la   descripción de su peregrinaje, nos cuenta, con halago, su impresión del lugar:   “Continúa Villamayor, a tres leguas (de Perdiguera), lugar grande y delicioso, abundante de todo, en una llanura con jardines, palacios, huertos y viñas, que no se puede pedir más”.

 

(http://www.villamayordegallego.es/municipio/historia).

 

 

Villamayor de Gállego es una localidad situada entre el desierto de los Monegros y la Huerta del río Gállego, muy próxima a Zaragoza. Pueblo lleno de historia que paulatinamente ha pasado de ser barrio de Zaragoza a ser municipio independiente. Los primeros vestigios que se tienen de la localidad se remontan al siglo XII. En 1398 se fundó en él la cofradía de Nuestra Señora del Pueyo, siendo el primer cofrade el rey Martín el Humano. El municipio tiene un rico patrimonio artístico-cultural: la iglesia parroquial, la ermita de la Virgen del Pueyo, y la milenaria sabina de Villamayor, así como un numeroso número de casas solariegas de interés.

 

Fotografía: agbpress.

 

En los siglos XVI-XVII Villamayor conoció una época de gran esplendor, a consecuencia de lo cual familias de gran poder económico construyeron  viviendas en la localidad. Paseando por las calles del pueblo podemos observar el gran número de casonas que aún se conservan. El casco histórico de la localidad está catalogado como conjunto urbano de interés.

 

Uno de los edificios civiles más sobresalientes en Villamayor y considerado de interés Monumental es el conocido como “Casa Catalán”, apellido de la familia que lo habitó.  La casa está emplazada en la calle de la Iglesia Alta nº 1, esquina con la calle del Santuario. Aunque no se conoce la fecha exacta de su construcción, ni quién la realizó, podemos deducir por su estructura que el inmueble responde a la tipología de palacio aragonés del XVII. Estamos ante una gran casona realizada enteramente en ladrillo y estructurada en tres plantas más bodega.

 

Los vanos se cubren con la rejería original, muy sencilla; como este vano adintelado que recae a la fachada de la calle del Santuario.

 

 Reja en otro vano de la misma fachada que la anterior.

 

La fachada principal se sitúa en  la calle de la Iglesia Alta. En la planta baja se abren varias puertas (las laterales seguramente abiertas posteriormente), y un respiradero del sótano. En la planta noble una serie de balcones, a la izquierda sin vuelo y a la derecha volados, éstos sobresaliendo del nivel de la fachada.

 

En la planta superior la típica galería de arquillos de medio punto con doble línea de impostas, donde se ubicaban los graneros. A la fachada principal se abren 17 arquillos, mientras a la lateral lo hacen 12, algunos de ellos cegados. El conjunto se remata con un alero volado de ladrillo.Esta última planta fue restaurada a comienzos del siglo XX.

 

En la planta baja son de interés las rejas. En la primera planta se abren una serie de balcones adintelados con ladrillos a sardinel y con clave en resalte.

 

Puerta situada en el lado izquierdo de la fachada de la calle de la Iglesia Alta, abierta posteriormente, en la cual se instaló una carnicería como consta en el cartel sobre el dintel (hoy en día cerrada).

 

La puerta de entrada la forma un gran arco de medio punto situado en el centro de la fachada principal que da a la calle de la Iglesia Alta. A través de ella penetramos en un amplio zaguán.

 

Entrando en el interior del edificio vemos un amplio zaguán de tipo aragonés. Pero en él nos encontramos con una serie de decoraciones que lo hacen original. En la parte superior de sus muros se observan “ocho grandes canetes figurados tenentes”.

 

Estas figuras están pintadas de blanco y representan a personajes medievales que portan escudos, excepto la que ocupa el centro del vano de entrada  a la caja de escaleras.

 

Detalle de la figura situada en el centro del dintel del vano que da acceso a la caja de la escalera. Representa a un perro con un gran collar que, sentado como un humano, porta entre sus patas delanteras un escudo. Es curioso que este animal sea el representado en el escudo de Armas de los Catalán, familia originaria de Zaragoza. El escudo es: En campo de azur, un perro andante de plata con collar de gules.

 

Entrada a la caja de la escalera. A la izquierda, un pequeño tramo de escalera que conduce a una de las viviendas que se abrieron en el palacio. A la derecha el arranque de la escalera general. Estamos ante una escalera barroca; ya vimos en otro estudio otra escalera conservada en la calle Cuatro de Agosto nº 18 de Zaragoza, conocida como la "Casa de la escalera barroca", os pongo el enlace por si queréis leerlo: http://www.elviajedelalibelula.com/single-post/2017/03/25/La-Escalera-barroca-en-la-calle-Cuatro-de-Agosto-n%C2%BA-18-En-pleno-Tubo-de-Zaragoza

 

En el descansillo del primer tramo de la escalera encontramos los restos de una antigua portada gótica. Se trata de un arco apuntado de yeso,  con el “intradós en arco carpanel”, moldurado con decoración gótica, que encuadra un tímpano con decoración figurada.

 

En el tímpano del mencionado arco podemos distinguir las figuras de dos leones enfrentados que sujetan un escudo.

 

 Detalle del mismo arco.

 

 Caja de la escalera.

 

 Vista de la escalera desde la segunda planta.

 

Segunda planta del edificio; la que conformaba la zona noble del edificio. Hoy como podéis ver está muy remodelada, ya que el edificio se adecuó para casa de vecinos.

 

Cubierta de la escalera, por donde se ilumina la caja de la misma a través de una claraboya.

 

Nos despedimos de Casa Catalán, un edificio que en su interior guarda una grata sorpresa.

 

 

Como colofón deciros que Villamayor de Gállego es una localidad digna visitar, sus calles están repletas de historia y de un rico patrimonio que es necesario conservar.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

-GARGALLO, Miguel: Historia de Villamayor: http://www.aljez.org/index.php?option=com_k2&view=item&id=11

 

-Página del ayuntamiento:

http://www.villamayordegallego.es/municipio/historia

 

-Ficha del ayuntamiento de Zaragoza:

http://www.zaragoza.es/pgou/edih/villamayoriglesiaalta001.pdf

 

http://www.zaragoza.es/ciudad/vistasciudad/detalle_Catalogo?id=1450

 

-Patrimonio arquitectónico Gobierno de Aragón: http://www.sipca.es/censo/1-INM-ZAR-017-903-004/Casa/Catal%C3%A1n.html#.WPqam9Lyim8

 

Please reload

Artículos recomendados

Santiago Ramón y Cajal bajo la mirada del pintor Joaquín Sorolla. Museo Provincial. Zaragoza.

November 30, 2019

1/10
Please reload