Queda pohibido el uso de fotografías y textos sin permiso del autor.

 

 

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

Barraca de Piedra Seca. Tirig (Castellón).

 

En el mes de julio cogimos la mochila, la cámara de fotos y ¡Hala! Rumbo al barranco de la Valltorta en Tirig (Castellón), con la ilusión de poder visitar el Centro de Coordinación de Arte Rupestre Levantino; y ver in situ las pinturas rupestres que se encuentran en dicha localidad (patrimonio de la Humanidad). Llegamos al receptáculo de visitantes, y acompañados por la guía nos pusimos en marcha hacia el mencionado barranco. Cuando llevábamos un rato caminando por la vereda que conducía a nuestro destino, a la izquierda del camino, la pude ver entre la maleza: una construcción de piedra seca, una de tantas que se conservan en esta zona.

 

El uso de la piedra seca se conoce desde la antigüedad, siendo la zona mediterránea en donde más ejemplos podemos encontrar: Francia, Grecia, Italia, Magreb y por su puesto en España (Aragón, Cataluña, La Mancha y Andalucía, son zonas ricas en este tipo de construcciones, pero sobre todo en Baleares, Tarragona y la Comunidad Valenciana).

 

Estas edificaciones, diseminadas por los campos formaron un paisaje muy especial: el de la piedra seca. Constituyendo un legado que se ha ido depositando generación tras generación. Una técnica importante para la agricultura y la ganadería, que desgraciadamente se ha ido perdiendo por el avance de las técnicas agrícolas y ganaderas y el cambio de costumbres.  

 

El origen de este tipo de construcciones lo encontramos en la antigüedad, la revolución del Neolítico llevó al hombre a cambiar su modo de vida; a guarecerse de las inclemencias del tiempo, del ataque de los animales salvajes. Al volverse sedentario tuvo que construir refugios, al tener animales domésticos aprendió a levantar muros para evitar que se escaparan, delimitar campos, etc. Todo esto lo irá solucionando con la utilización de la piedra en seco, cada vez de forma más evolucionada. Los Íberos también utilizaron este sistema de construcción, pero los que realmente lo desarrollaron fueron los árabes, con la implantación del regadío (ribazos, norias, casas, caminos, etc.)

 

La  zona de Castellón es un territorio con gran número de materiales calizos de la era Secundaria. “Las Sierras del Alto Maestrazgo están formadas por rocas calcáreas del Jurásico y Cretáceo, y en la parte del valle central por rocas detríticas, arcillas rojas, grabas y conglomerados”.  La arquitectura de piedra seca surge de la necesidad de conseguir tierras de cultivo en donde la tierra escaseaba y la piedra era muy abundante.

 

En los siglos XVIII, XIX y XX, los agricultores y ganaderos limpiaron los terrenos pedregosos y utilizaron las piedras que sacaron en beneficio de sus necesidades laborales. A lo largo de los tiempos se extrajeron piedras de lo que posteriormente fueron campos de cultivo, y con ellas comenzaron a limitar las propiedades.  También comenzaron a levantar muros de contención de piedra seca formando terrazas en las laderas de las montañas para ganar terreno cultivable; y por medio de ese sistema frenar el agua de lluvia para retener la humedad y evitar la erosión.

 

El sector de Catí-Tirig-Albocâsser, en el Alto Maestrazgo, es uno de los núcleos más importantes de Castellón en donde podemos encontrar este tipo de arquitectura; únicamente en la zona de Tirig se han contabilizado 1.400 construcciones: muros, lindes, terrazas, puentes, caminos, corrales, hornos, pozos, silos, acequias, barracas, etc., integrados como un elemento más del paisaje.

 

Hoy en día muchas estas construcciones, al cesar la actividad agrícola o ganadera se han hundido o están cubiertas por la maleza, condenándolas a desaparecer en poco tiempo si no se remedia.

 

Es una verdadera cultura de la piedra. Son construcciones verdaderamente sorprendentes por su perfección técnica, realizadas con instrumentos sencillos (picos, cuñas, barras de hierro, mazas, escoplos, etc.) por gente sin conocimientos técnicos profesionales pero con una profunda tradición oral.

 

La construcción que hoy os voy a mostrar es una barraca de pastor. Esta edificación estaba destinada para guardar el ganado y guarecerse de las inclemencias del tiempo. Todas las estructuras realizadas con piedra en seco están adaptadas totalmente al medio, y a veces pasan desapercibidas a la vista. Son construcciones de hechura fácil, barata y muy práctica. 

 

La técnica de la piedra en seco consiste en ir superponiendo horizontalmente piedras sin labrar hasta alcanzar una determinada altura. Esas piedras (losetas) se encajaban  unas con otras sin usar mortero uniéndose por su propio peso. Un principio básico era que cada piedra debía apoyarse en otras dos, y así sucesivamente. De esa forma se iban formando anillos de piedra decrecientes hasta la cúpula,  dejando un hueco para permitir la entrada al interior. Por último se cerraba la cúpula con una o varias losas.

 

Las barracas  presentan diferentes tamaños y formas según su función, pero siempre están al abrigo. El frente soleado, y como es el caso de la que estamos contemplando con un pequeño “corral” o murete de protección exterior.

 

Detalle del muro que rodea la barraca formando un pequeño corral.

 

Parte posterior de la barraca. Es la visión que se tiene de ella desde el camino.

 

La puerta de entrada generalmente se sitúa al sureste, donde estaba más abrigado.

 

La entrada vista desde el interior del edículo.

 

El interior tiene planta circular y es realmente pequeño, carece de comodidades. No solían utilizarse para pasar la noche, solo para guarecerse del mal tiempo o guardar los animales y aperos de labranza.

 

Se cubre con falsa cúpula  formada por la aproximación sucesiva de hiladas de piedra  en saledizo hacia el interior, culminando con una losa que cierra el techo o con piedras más pequeñas tapando todos los orificios que pudieran haber quedado abiertos.

 

La construcción de la piedra seca ha sido presentada en este año 2017 a la Unesco para que sea evaluada en el 2018 por el Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, candidatura Internacional impulsada por Grecia y Chipre, a las que se han sumado Croacia, Eslovenia, Suiza, Francia, Italia y España. A pesar de ello es un patrimonio muy desconocido y que está seriamente amenazado; al perder su función tradicional, muchas de estas construcciones se encuentran  en peligro de desaparecer.  Verdaderamente es una pena ya que es una técnica que se ha transmitido, como ya hemos comentado, de generación en generación y es un patrimonio que debemos salvaguardar.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Paisajes de Piedra Seca:

http://www.catpaisatge.net/dossiers/pedra_seca/esp/directori.php

 

-BELTRAN TENA, Miguel Ángel: Arquitectura en piedra seca en el Maestrazgo, Temas de Antropología Aragonesa nº 10, 2000, pp. 77-92.

 

-CEBRIÁN GIMENO, Rafael: La Arquitectura de la Piedra Seca, Ed. Carena, 2011.

 

- Noticias de la presentación de la Piedra Seca a patrimonio cultural Inmaterial:   

 

 -http://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana/abci-presentan- construccion-piedra-seco-patrimonio-cultural-unesco-201704171354_noticia.html.

 

                        -https://ich.unesco.org/en/files-2018-under-process-00913   

        

-Catálogo de la exposición L’home i la pedra, Universidad de Valencia. Sala de Exposiciones La Nau, 2001.

 

-Catálogo de la exposición L’home i la pedra 2, Universidad de Valencia, Sala de Exposiciones de La Nau, 2004.

 

Please reload

Artículos recomendados

Santiago Ramón y Cajal bajo la mirada del pintor Joaquín Sorolla. Museo Provincial. Zaragoza.

November 30, 2019

1/10
Please reload