Queda pohibido el uso de fotografías y textos sin permiso del autor.

 

 

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

La "Escalera barroca", en la calle Cuatro de Agosto nº 18. En pleno Tubo de Zaragoza.

..."Y tuvo un sueño, y he aquí, había una escalera apoyada en la tierra cuyo extremo superior alcanzaba hasta el cielo; y he aquí, los ángeles de Dios subían y bajaban por ella"...

 

(Génesis 28:12: El sueño de Jacob).

 

En el post que realicé del Tubo: calle Cuatro de Agosto, os comentaba la existencia en esta popular calle, de la llamada “Casa o escalera Barroca” (Cuatro de Agosto nº 18). En realidad se trata del zaguán y la escalera de lo que antaño fue una casa barroca. El edificio se puede datar en el siglo XVII, remodelado en los siglos XVIII-XIX, y finalmente totalmente reformado en el año 2001.

 

En la fotografía vemos parte de la calle Cinegio, al fondo comienza la calle Cuatro de Agosto, a la izquierda la calle Mártires. Con una flecha os señalo el edificio que estamos tratando.

 

En el año 1878 la propiedad del inmueble recaía en don Francisco Orga, el cual contrató al maestro de obras Antonio Miranda para remodelar la fachada que recaía a la calle Mártires. Años más tarde, en 1916, también se acondicionaron los bajos del mismo frontis.

 

Las dos fachadas que forman el inmueble son totalmente diferentes, la correspondiente a la calle Mártires consta de bajo, y tres alturas, en las que podemos ver una serie de balcones seriados. En cambio la que da a Cuatro de Agosto conserva su estructura originaria (a excepción de algunos vanos); la tercera planta en vez de abrirse balcones, que vemos en la fachada a Mártires, presenta la típica galería de arquillos. Remata el edificio un alero de escaso vuelo.

 

 Fachada correspondiente a la calle Mártires. En la parte izquierda, la famosa "Casa Lac". Al fondo la Plaza de España.

 

En el año 1883, consta documentalmente que don Isidoro Hernández, en nombre de su hermana doña Clara Hernández, propietaria de las casas nº 14, 16 y 18 de la calle Cuatro de Agosto. pidió licencia para reformar la fachada. La propiedad recaía en los pisos superiores ya que los bajos pertenecían a otros propietarios. En el mismo documento piden permiso para obrar en todo el edificio. El resto de propietarios dieron su conformidad a dichas obras, siempre que no tuvieran que pagar ellos los gastos de las mismas.

 

En la fotografía la calle Cuatro de Agosto. En una portada lateral se abre el restaurante Uasabi (comida japonesa); en el cual, por cierto, se come muy bien.

 

Este edificio forma parte de la reforma llevada a cabo en el año 2001 por la Empresa Puerta Cinegia s.a., proyecto llevado a cabo por los arquitectos Daniel Olano y Mendo s.l.; y Aznar Salvatella s.l. Según consta en la licencia de obras: “Reforma del conjunto que lo forman las antiguas fincas de las calles Coso nº 33 a 37, Mártires del 1 al 7; y Cuatro de Agosto del 8 al 18”.

 

En el proyecto pone el siguiente texto: “El edificio de la escalera barroca se ha de conservar en su totalidad, abriéndose huecos cerrados en la galería superior y evitando interpretaciones que requieran remodelación de otros elementos distintos de la puerta”.

 

Plano de la zona de ejecución, os señalo con una flecha el edificio en cuestión. Archivo Central del Ayuntamiento (Edificio Seminario).

 

Hoy en día la puerta de entrada al edificio es moderna, con dos aperturas laterales que permiten vislumbrar el zaguán y el arranque de la escalera.

 

Cuando traspasas la puerta de entrada ingresas directamente en un patio precioso y sorprendente. Se trata de un patio cuadrangular, con arquerías mixtilíneas sobre ménsulas que apoyan en esbeltas columnas corintias, sobre basas abalaustradas.

 

Detalle de uno de los capiteles corintios que sustentan las arquerías mixtilíneas, cuyo centro se decora con una venera.

 

Vista del zaguán desde la parte interior del mismo en cuyo techo podemos observar un plafón decorativo. Desde este lado podemos observar las basas abalaustradas de las esbeltas columnas.

 

 Detalle del plafón del techo del zaguán, con decoración vegetal.

 

 Arranque de la escalera. A la derecha el recinto donde se ubica el ascensor y los cuartos de servicio.

 

Vista de la caja de la escalera, rematada en la parte superior con una preciosa bóveda esquifada que nos produce la sensación de apertura hacia lo alto.

 

 Subida a la primera planta. Vemos los pasamanos de madera y los trabajados balaustres.

 

Descansillo de la primera planta, en la que podemos observar las finas columnas de madera que sostienen una decoración parecida a la que hemos visto en el zaguán.

 

Detalle de uno de los finos capiteles corintios de la primera planta.

 

 Subida a la planta segunda.

 

 Vista de la caja de la escalera desde el segundo piso.

 

Segunda planta, en la que nos encontramos con la misma decoración, dos finas columnas con capiteles corintios sustentan los arcos mixtilíneos. 

 

Detalle de los arcos mixtilíneos y columnas de la segunda planta. La única diferencia es el mascarón que decora el centro del arco, y las palmetas a cada lado del mismo.

 

 Detalle del mascarón central.

 

 Vista de la escalera desde la tercera planta.

 

Solera de la escalera, vemos peldaños con huella y esquinas de madera; y contrahuella cerámica (cerámica de Manises).

 

En la parte superior de la caja de la escalera se abre la espléndida bóveda esquifada de lunetos con decoración rococó.

 

La bóveda está abierta con una serie de vanos que permiten la iluminación de esta magnífica escalera barroca.

 

La decoración a base de cabecitas de angelotes, cartelas y motivos vegetales.

 

 

Quiero agradecer al despacho Zaro ingenieros su amabilidad al permitirme entrar en el edificio y poder contemplar esta joya barroca de nuestra ciudad, que junto a la restaurada escalera del edificio nº 70 (actual Zaragoza Hostel) de la calle Predicadores, son el único ejemplo de esta tipología conservada en Zaragoza. También dar las gracias a Isabel Oliván Jarque por su siempre interesante y amena conversación, en esta ocasión sobre estos dos inmuebles zaragozanos.

 

 

Hasta aquí la pequeña reseña de esta apreciable escalera barroca, desconocida para muchos zaragozanos. Espero que os haya gustado y cuando paséis por el Tubo, le echéis una ojeada, aunque sólo se pueda ver el zaguán y las columnas de la entrada.

 

También deseo que me sigáis acompañando en estos vuelos que tantas satisfacciones me están dando, esperando que disfrutéis tanto como la pequeña libélula.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA.

 

-ISABEL YESTE NAVARRO: “Del Tubo a “Puerta Cinegia” en Zaragoza. Evolución urbanística del sector en época contemporánea”, Zaragoza, Artigrama, nº20, 2005, pp. 433-455. http://www.unizar.es/artigrama/pdf/20/3varia/13.pdf

 

-Estudios históricos-artísticos casas de la calle de Cuatro de Agosto. www. Zaragoza.es: http://www.zaragoza.es/pgou/edih/cuatroagosto18.pdf

 

-MARIANO GARCÍA: “La calle de las muchas verdades”, en Tinta de Hemeroteca: http://blogs.heraldo.es/tinta/?p=3382.

 

-Archivo Central del Ayuntamiento (edificio Seminario).

          -Caja 2. Exp. 312100/2001. Ar 2: 172701.

 

-Archivo Histórico Provincial de Zaragoza: Palacio Montemuzo

 

 

 

Please reload

Artículos recomendados

Santiago Ramón y Cajal bajo la mirada del pintor Joaquín Sorolla. Museo Provincial. Zaragoza.

November 30, 2019

1/10
Please reload