Queda pohibido el uso de fotografías y textos sin permiso del autor.

 

 

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

Monumento a la Exposición Hispano-Francesa. Zaragoza.

“Paraíso, afirma Moneva,  "ni de palabra ni por escrito zahirió a nadie nunca. Se caracterizó por generoso y desprendido; gastó siempre poco en su persona (...) Fue elegante siempre, lo daba su estatura, su tipo delgado, la austeridad de su traje; nunca lujoso; rehuyó las condecoraciones..." Su gran autoridad moral en el sector al que se honró siempre en pertenecer, hizo de su nombre un emblema”.

 

(Palabras del escritor Juan Moneva y Puyol).

 

En el año 1908 se celebró en Zaragoza la Exposición Hispano francesa, acto que cambió el aspecto de nuestra ciudad. Debido al éxito de esta Exposición, el concejo de la ciudad pensó erigir un monumento al organizador de la misma, don Basilio Paraíso.

 

Para realizar la obra se contrató a los escultores catalanes, los hermanos Oslé (Miguel y Luciano), siendo la obra arquitectónica diseñada por el arquitecto Ricardo Magdalena Gallifa, hijo del arquitecto encargado de la Exposición Hispano-Francesa, don Ricardo Magdalena Tabuenca.

 

Fotografía: Fototipia Thomas. Barcelona. A.H.P.Z.

 

El monumento fue inaugurado el 16 de enero de 1910 en la confluencia del actual Paseo de Pamplona (antiguamente Paseo de La Lealtad) con la Plaza de Basilio Paraíso. Al acto acudió el propio homenajeado, aunque tuvo que ausentarse por problemas de salud (hay que decir que nuestro personaje no era muy dado a homenajes ni medallas y que nunca estuvo de acuerdo en que se le ofreciera este homenaje).

 

Fotografía: Archivo Coyne. A.H.P.Z.

En esa ubicación estuvo hasta que por motivos urbanísticos fue desmantelado en 1947; cuatro años más tarde fue colocado en el lugar en el que hoy en día podemos contemplar: en el Parque Grande José Antonio Labordeta, al final de la Avenida de los Bearneses.

 

Es un monumento de aspecto algo pesado, compuesto de grandes sillares. Sobre un zócalo escalonado se eleva la escultura del homenajeado. Sobre este primer cuerpo, un segundo con relieves en tres de sus caras, culminando con el grupo alegórico de Zaragoza entre el Comercio y la Industria.

 

En su parte frontal podemos ver un alto basamento sobre el cual está colocada la escultura de bulto redondo del homenajeado; sobre su cabeza la inscripción PAX (llamado también por este motivo el monumento dedicado a la Paz). En la parte intermedia del monumento un bajorrelieve, sobre el cual podemos ver la inscripción con la fecha de su realización y de la Exposición Hispano-francesa: MCMVIII. Culmina el conjunto, el grupo formado por un león flanqueado por dos niños desnudos y regordetes.

 

En el frente del monumento y bajo la inscripción de PAX, se sitúa el busto de Basilio Paraíso Lasús, esculpido en bronce. ¿Quién fue Basilio Paraíso? Pues fue un hombre realmente adelantado a su tiempo, un defensor del progreso. Nacido en la localidad de Laluenga (Huesca), llegó a Zaragoza para labrarse un porvenir. Con su esfuerzo logró ser un importante empresario, político y médico aragonés. En el año 1876 inauguró la fábrica de vidrios y espejos la “Veneciana”, tan importante en nuestra comunidad; por su magnífica actividad empresarial en 1893 fue nombrado presidente de la Cámara de Comercio, cargo que ocupó hasta 1919;  fue un gran emprendedor, participando también en la creación en 1895 de la sociedad editorial Heraldo de Aragón. Todo su curriculum le llevó a ser uno de los principales organizadores de la Exposición Hispano-Francesa de 1908 (se encargaba de la sección de exposiciones), evento que cambió nuestra ciudad completamente.

 

Murió en Madrid en 1930.

 

En su parte superior podemos ver un león en bronce, símbolo de la ciudad; y a cada uno de los lados, dos niños desnudos, alegorías del Comercio (el de la izquierda con el casco de Mercurio y el caduceo); y de la Industria, con la estatuilla de la Victoria en su mano izquierda (hoy desaparecida). Debajo del conjunto la fecha: MDCCCVIII.

 

En la parte intermedia uno de los bajorrelieves que presenta el monumento. En este caso vemos a dos mujeres jóvenes de espaldas, una de ellas eleva su brazo señalando una ciudad que se vislumbra en el horizonte. Todos los relieves que podemos ver en este monumento presentan un estilo claramente clasicista.

 

En la parte posterior del monumento se percibe, en mayor medida, la robustez del mismo.

 

En la parte intermedia vemos una Inscripción, en la que podemos leer:

 

“ERIGIÓSE ESTE MONUMENTO EN MEMORIA DE LA EXPOSICION HISPANOFRANCESA CELEBRADA EN ZARAGOZA EL AÑO MCMVIII PARA SOLEMNIZAR EL PRIMER CENTENARIO DE LOS GLORIOSOS SITIOS QUE SUFRIÓ DE LOS EJÉRCITOS FRANCESES EN LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA, CON ESA OBRA DE PAZ Y CONCORDIA”.

 

Lateral derecho, en donde vemos otro de los bajorrelieves.

 

En el bajorrelieve de este lado podemos observar, a la derecha, una muchacha sentada en un alto trono, la cual apoya su brazo sobre el escudo de Zaragoza, recibiendo a una comitiva con símbolos alusivos a la industria, al trabajo y al comercio. En el fondo está representada la Exposición Hispano-francesa.

 

El lateral izquierdo presenta la misma estructura que en el derecho y en el frente.

 

En este relieve podemos observar a un labrador mirando al horizonte, donde se ve un gran sol; su arado está situado junto a él; a la derecha una mujer eleva a su bebé hacia lo alto.

 

El monumento, a pesar de su robustez, es sencillo, tal y como correspondía a un prohombre humilde que gracias a su “iniciativa, tesón y trabajo”, fue respetado y querido por muchos. Fue nombrado hijo adoptivo de la ciudad y senador vitalicio por el gobierno central; Francia le entregó uno de sus más grandes galardones: la Legión de Honor. A pesar de que en el año 1919 su residencia la estableció en Madrid, siempre fue un acérrimo defensor de lo aragonés. En definitiva fue y es un ejemplo para muchas generaciones, a pesar de que muy pocos recuerdan su paso por la historia de nuestra ciudad.

 

Retrato de Basilio Paraíso realizado por José Gárate y Clavero, h. 1900. Cámara de Comercio de Zaragoza.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

- ABAD ROMEU: “Inventario de Bienes Histórico-Artísticos del Ayuntamiento de Zaragoza”, Zaragoza, 1995.

 

-http://www.esculturaurbanaaragon.com.es/exposicion.htm

 

- WIFREDO RINCON GARCÍA: “Un siglo de escultura en Zaragoza (1808-1908)”, Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, Zaragoza, 1986.

 

-  VV.AA.: “Guía histórico-artística de Zaragoza” Zaragoza, 1982.

 

-Fundación Basilio Paraíso: http://www.basilioparaiso.com/basilio-paraiso-lasus/biografia/

 

 

 

Please reload

Artículos recomendados

Amparo.

November 2, 2019

1/10
Please reload