Queda pohibido el uso de fotografías y textos sin permiso del autor.

 

 

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

La ermita de Bascués (Casbas-Huesca).

La libélula viajera ya sobrevoló este sorprendente Valle de la Gloria, visitando Casbas, su pozo y su monasterio. Hoy vuelve a volar por estas tierras para visitar la pequeña, pero encantadora, ermita de Nuestra Señora de Bascués. Se encuentra cerca de la localidad de Casbas, a la izquierda de la carretera de Angüés al pantano de Vadiello.

Al fondo la Sierra de Guara, a la izquierda la villa de Sieso; y a la derecha la localidad de Casbas.

 

Este Valle está situado en las estribaciones meridionales de la Sierra De Guara. La ermita que nos ocupa se encuentra casi escondida en el camino que conduce a la villa de Casbas, entre Casbas y Angüés, junto al barraco de las Hoyas, en donde se situaba un poblado medieval con el nombre de Bascués, el cual desapareció hacia 1625 debido a la peste. Todos los primeros domingos de mayo los habitantes de la villa de Casbas hacen una romería hasta la ermita, según dicen para conmemorar ese terrible suceso.

 

A la izquierda de la fotografía vislumbramos el tejado de la ermita.

 

Se trata de una pequeña ermita románica del siglo XII. Entre 1104 y 1141 perteneció a Montearagón, pasando a propiedad particular hasta 1375, año en que se vinculó al monasterio de Casbas.

 

Realizada en sillarejo, presenta planta rectangular con un ábside semicircular orientado hacia el este. Tiene una única nave con tres tramos, cubierta con bóveda de medio cañón, los dos tramos de la cabecera, separados por arcos fajones. Los pies de la nave, tramo realizado posteriormente, está cubierto con una cubierta de madera a dos vertientes. La ermita se restauró no hace mucho tiempo, en esta reforma se derribó el coro que se ubicaba en los pies de la nave.

 

El ábside, también en sillarejo, se presenta sin decoración. En el centro se abre un vano de doble derrame. El tejado que lo cubre es cónico cubierto con tejas árabes.

 

Detalle del vano de doble derrame del ábside.

 

En el muro sur vemos una ventana de medio punto dovelada, casi al lado del ábside. En los pies de la iglesia, en el segundo tramo de la nave, se abre la puerta de entrada. Está formada por tres arquivoltas de medio punto.

 

Sobre la portada el típico crismón trinitario, pero mal colocado, pues está girado hacia la izquierda. En algunas iglesias restauradas encontramos el crismón mal colocado, como es el caso de la ermita de San Pablo de Obarra. Es un añadido posterior, en él encontramos epigrafía gótica. Las letras con una cuidada caligrafía, propia de finales del s. XII, tal y como hemos podido ver en otras iglesias cistercienses. Seguramente fue influida por el vecino Monasterio de Casbas.

 

En el muro norte, y situada en el primer tramo de la nave, se abre otra puerta en arco de medio punto dovelado.

 

 Los gruesos contrafuertes están situados al lado de las dos puertas de acceso.

 

La nave se prolonga hacia los pies, obra posterior, con tejado a doble vertiente. En el muro se abre un pequeño vano dovelado.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

-A. GARCÍA OMEDES: http://www.romanicoaragones.com/3-Somontano/990380-Bascues.htm.

 

-JOSÉ LUIS ARAMENDÍA: “El románico en Aragón. Cuencas del Ara, Vero, Alcanadre, Guatizalema y Flumen”, Zaragoza, ed. Leyere, 2001.

 

Please reload

Artículos recomendados

Amparo.

November 2, 2019

1/10
Please reload